RURALFIT, Cuchara: la flexión, la silla y la sentadilla.

Cuchara: la flexión, la silla y la sentadilla.

Un nuevo día, y solo me apetece estar tumbado, que pereza, trabaje o no, no tengo ganas de nada, no tengo energía, no tengo alegría.


-¡¡Uffff, como me cuesta estirarme!!- grité mientras me desperezaba.
Bueno a desayunar, mientras preparaba un escueto café, al sacar la cuchara del cajón, mi torpeza (que últimamente ha aumentado) hace que la cuchara se me caiga de las manos golpee en el pie que intento poner ante la caída del objeto, como un acto reflejo, y se mete de bajo de la
encimera.

-¡¡Me cago en Panete IV!!- lo único que fui capaz de decir.


Pues nada me agacho en cuclillas, pero no llego a la cuchara, así que me tumbo boca abajo sujetándome con los brazos para evitar tumbarme en el suelo, como si fuera a realizar una flexión, pero no aguanto más de un segundo y termino finalmente en el suelo apoyando todo el cuerpo mientras extiendo un brazo para coger la cuchara que está debajo de la encimera,
después comienzo a levantarme apoyando primero los brazos hasta llegar a un posición de cuclillas para finalmente ponerme recto, de píe. Y mientras siento un pequeño mareo, y respiro agónico por el esfuerzo, busco una silla que no alcanzo a encontrar, así que me coloco en cuclillas y me levanto ayudándome de la encimera, vaya que hago una sentadilla, para intentar
desmarearme. Lo único que soy capaz de pensar es -Joder, tengo que ponerme en forma-.