RURALFIT. Crossfiter.

Crossfiter.

Ha sido físicamente duro, y psíquicamente un placer, llevo casi dos meses yendo unas tres o cuatro veces por semana al Box, bueno miento, hasta la tercera semana no fui capaz de ir más de dos veces, ¡¡¡Que agujetas tenía!!!, pero me encontraba mejor en todos lo ámbitos de mi vida, aunque me movía agujetísticamente, los quehaceres labórales y personales los hacía mejor, tenia más ganas de salir, compartir con las amistades, afrontar nuevos proyectos, me concentraba y me concentro mejor, el estrés diario lo elimino haciendo ejercicio, respiro mejor y me siento más sano, el médico me dice que estoy más sano, cierto que no he perdido peso de una manera muy significativa (tampoco era la intención), pero sí he perdido esos centímetros de grasa que me impedían moverme con agilidad, no me ahogo al subir escaleras, hasta como mejor sin privarme de nada.

Es curioso, de repente, en muy poco tiempo me convertí en un Crossfiter, sí también he aprendido el idioma Boxiano, jajajaja, y el estoicismo de esta actividad me ha embriagado.

Empecé a mirar referencias por internet, y me compre alguna prenda técnica deportiva para usar en el Box o fuera de el, la inversión fue escasa porque, si lo piensas bien, el deporte o al menos este deporte, es lo que hacemos al trabajar, al salir, al caminar, en el pueblo o en la ciudad, al vivir, simplemente los haces con más control e intensidad, lo que te prepara para todo lo que tengas que hacer, y encima, te da el plus mental de evasión del estrés, mejorando tu concentración en todo lo que haces, reduciendo la torpeza. Así que, sí, soy un Crossfiter, alguien dirá, “ya le han lavado el cerebro”, «otro que ha caído en una secta deportiva», o una de las llamadas nuevas tribus” que han nacido al auge del deporte, como los runners, ciclistas aficionados u otros, pero la realidad es otra, es el deporte, el que sea, y hacer las cosas un poco más saludable, lo que ahora me permite vivir mejor, estoy más comprometido con lo que hago, cuido de lo que rodea y de los que me rodean a la par que de mi mismo, peleo por los derechos laborales y personales (propios o ajenos) con mucha más eficacia, además, mi pareja esta encantada.

SALUD.

A %d blogueros les gusta esto: