RURALFIT, Box, CrossFit, ¡¿Burpee?!.

Box, CrossFit, ¡¿Burpee?!.

La experiencia, esa gran maestra, me dice que como humano que soy, estoy loco por definición, o al menos eso se desprende de la frase:“Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, y aunque la locura no tiene cura, he decidido hacer algo distinto, cambiar un poco mis hábitos, de manera que en lugar de irme a casa después del trabajo, me he dejado convencer por la compañera Boxiana, para pasarme por el famoso Box. Las ganas del principio se me han pasado al pensar en ir a un gimnasio, pero bueno ya no puedo volverme atrás.


Curiosamente “el Box” está relativamente cerca del trabajo, un par de paradas de metro, en el camino la compañera solo me repite en varias ocasiones lo entretenido que es y lo bien que se encuentra desde que hace CrossFit, aseverando: -Te va a encantar, a ver como haces un Burpee-, con una sonrisa muy a lo Mona Lisa y difícilmente descifrable.

Por mí lado, solo se me ocurren chistes malos, referencias absurdas y juegos de palabras con la palabra Box, que intento esbozar mientras unos ciertos nervios se apoderan de mis piernas que disimulo con el traqueteo del metro, a la par que me asaltan unas nuevas dudas: -Que narices es hacer CrossFit, y ¡¡¡que puñetas es un Burpee!!!- mi traductor mental (el del teléfono móvil, jajaja) dice que CrossFit es ejercicios o deportes cruzados (signifique lo que
signifique eso), pero de Burpee solo hay una posible referencia ¿erupto?, o me esta hablando en un idioma desconocido (al menos para mí) o me está llevando a un lugar muy, muy raro.